Cementerio de escenas VI: Ectoplasma digital

Nuestro cementerio particular cierra sus puertas con algunas curiosidades adicionales de Los Cazafantasmas: El Videojuego y el paso de la franquicia por los recreativos. ¡Esperamos que los hayáis disfrutado! La aventura retro continúa…

– En lugar de interpretar a uno de los protagonistas, el jugador se mete en la piel de un desconocido que acaba de llegar a la empresa (como lo había sido Winston en la primera película). Una cobaya humana con la que los cazafantasmas puedan probar nuevo equipamiento sin arriesgar sus propios cuellos. 1328278694-00Durante el desarrollo del juego se utilizó a un miembro del equipo (el productor Ryan French) como modelo provisional para el aspecto del protagonista. La idea original era que cada jugador creara su personaje dándole características físicas personalizadas, pero como al final las cinemáticas estarían prerenderizadas, hubo que abandonarlo y se mantuvo la cara de French. Al menos en el juego nunca se le nombra, para que cada uno se sienta más identificado con este personaje conocido como “novato”.

– Sin embargo, el personaje reapareció más tarde en los cómics de IDW como Bryan Welsh, expandiendo su historia. Después de servir como aprendiz de los cazafantasmas, Brian decide abrir una franquicia de exterminación paranormal en Chicago. Allí tendrá problemas para asentarse por culpa de un burócrata, pero con el tiempo logrará montar su propio equipo. Incluso volverá a vivir una pequeña aventura junto a sus antiguos maestros, capturando un tiburón fantasma durante una visita estival. A pesar del tiempo transcurrido, Welsh conservaría el pack de protones experimental que le regaló Egon y el nombre de “novato” bordado en su mono, símbolos de buena suerte.

pke-thumb– El juego podría haber sido aún más sustancioso, pero debido a cuestiones técnicas o temporales, algunas ideas se quedaron por el camino. Un nivel descartado consistía en una sección lineal conduciendo el Ecto-1 durante el enfrentamiento con Stay Puft, pero hubiera supuesto demasiado trabajo para una secuencia de apenas unos minutos. Otro nivel, ambientado en una fiesta de Halloween, hubiera obligado a los cazafantasmas a atrapar varios espíritus, con sigilo, para evitar que el pánico se extienda entre los asistentes. También había previsto más equipamiento, como un segundo medidor P.K.E basado en el de The Real Ghostbusters o la “mina de stasis” de Extreme Ghostbusters, pero Sony no quería ni oír hablar de referencias a las series de televisión por un conflicto de licencias.

– En la versión de Wii/PS2, lo que más se echa en falta es un modo multijugador que sí incluye la versión de Xbox 360 y PlayStation 3 (por alguna razón omitido de la versión de PC). Estaba planeado y la idea era enfrentar a humanos contra fantasmas, tomando como referencia el modo versus de Left 4 Dead. Incluso aparecería Moquete para moquear a los jugadores y entorpecerlos, pero por problemas de tiempo hubo que descartarlo.

ghostbusters_slots* Cazafantasmas en los recreativos: Los cazafantasmas son también protagonistas de varios juegos accesorios poco conocidos. En 2010 apareció en Japón una versión de sus famosas máquinas pachinko (una suerte de pinball vertical) llena de efectos de luz y sonido. En 2011 IGT lanzó en Estados Unidos una elaborada máquina tragaperras con pantalla táctil, repleta de minijuegos y homenajes a la saga. Lo mismo ocurrió con Ghostbusters Pinball, una detallada mesa de juego virtual que Farsight Studios lanzó en 2014 para dispositivos móviles. Además, para celebrar el 25 aniversario salieron packs descargables con accesorios y trajes para Little Big Planet y la desaparecida PlayStation Home.

Anuncios

Cementerio de escenas V: Creando el videojuego

Ya estamos a punto de cerrar nuestro repaso de contenido complementario al ejemplar de Los Cazafantasmas y lo hacemos con la sección de videojuegos.Estará dividida en dos partes, dedicando esta primera a la creación del juego oficial de 2009. Si queréis saber como se gestó esta pequeña joya del ocio virtual, sólo tenéis que seguir leyendo:

En 2005, Sony no dejaba de darle vueltas a una idea. Hacía ya varios años que la compañía quería reflotar la franquicia, así que qué mejor manera para despegar que con un videojuego multiplataforma que hiciera justicia a las películas. El objetivo era que participaran los implicados originales (Ivan Reitman, Bill Murray, Harold Ramis y Dan Aykroyd), pero para eso tendrían que encontrar al equipo adecuado. Sony le encargó el proyecto a la editora francesa Vivendi, quien, tras muchas vueltas, optó por la desarrolladora Terminal Reality para llevarlo a cabo. La compañía venía respaldada por títulos como la saga BloodRayne, Roadkill, o la adaptación de Aeon Flux, aunque la verdadera razón para elegirles fue su nuevo motor gráfico, el Infernal Engine, capaz de crear efectos de partículas, físicas e iluminación como no habían visto antes.

slimerEn 2006, el equipo presentó una demo (con sabor a Resident Evil) para demostrar las capacidades del motor. El jugador, un cazafantasmas genérico, tenía que recorrer una sección del Hotel Sedgewick buscando a Moquete con el Medidor P.K.E. Una vez encontrado, el fantasma verde huía a la carrera asustando a una pobre clienta. No tuvo buena recepción entre los testers (ansiosos por disparar el cañón de protones), pero Vivendi les dio vía libre para que siguieran trabajando en el prototipo.

Por una increíble casualidad del destino, otra compañía que no tenía nada que ver, la eslovena Zootfly, había desarrollado una demo para un potencial juego de Los Cazafantasmas que presentó a Sony en aquellos meses. Como fans acérrimos de la saga esperaban que Sony les cediera los derechos para poder desarrollarlo, pero la japonesa se negó. A pesar de ello, Zootfly hizo pública la demo el 10 de enero de 2007 sin pedir permiso y la reacción no se hizo esperar. Las imágenes, espectaculares, muestran primero a un cazafantasmas corriendo por las calles de Nueva York atrapando espíritus y después conduciendo el Ecto-1. latestLos fans se entusiasmaron pensando que había un juego en desarrollo, pero la sorpresa se agrió rápido. Sony obligó a retirar la demo y la desarrolladora tuvo que dar explicaciones. Lo curioso del caso es que Zootfly había generado gran interés en un posible juego de Los Cazafantasmas, inconsciente del desarrollo que tenía lugar en esos momentos. En palabras de Mark Randel, cofundador de Terminal Reality: “lo que Zootfly hizo por nosotros, sin saberlo, fue ayudarnos a vender el concepto. Cuando publicaron el material nos acercábamos a la reunión en la que nos darían o no luz verde. Y cuando los ejecutivos vieron la reacción, supieron de inmediato que iba a ser un bombazo, que había que producirlo”.

Con el visto bueno de Sony, Terminal siguió trabajando en el juego bajo el máximo secreto. Fue en estos meses cuando Dan Aykroyd y Harold Ramis, sorprendidos con la demo y la ambición del título, no sólo dieron su bendición, sino que aceptaron participar en el desarrollo. La idea primigenia para la trama era centrarse en un nuevo grupo de cazafantasmas, inspirado por el trabajo de los originales. Pero con el interés de los creadores, Sony pensó que sería una gran oportunidad para recuperar a los cazafantasmas clásicos y cerrar la trilogía de Nueva York. Siguiendo los consejos de Dan y Harold, los chicos de Terminal Reality crearon una nueva historia con influencias tanto del primer borrador de Dan como de su propuesta fallida para la tercera parte, Ghostbusters: Hellbent. El medio digital, libre de las restricciones económicas de una producción cinematográfica, les permitiría crear esta epopeya en la que Peter, Egon, Stantz, Winston y un nuevo miembro viajarían desde Nueva York a dimensiones paralelas y alternativas, repletas de monstruosos fantasmas que amenazan al mundo civilizado.

latestAdemás, con la implicación de Ramis y Aykroyd, otros miembros del casting original se sumaron al proyecto para poner voces a sus respectivos personajes. Bill Murray como Peter Venkman (a pesar de su reticencia inicial), Ernie Hudson como Winston Zeddemore, Annie Potts como Janine Melnitz y William Atherthon como Walter Peck. Sólo Rick Moranis, retirado, y Sigourney Weaver rechazaron participar (algo de lo que ambos se arrepentirían más tarde). Aunque Dana Barrett no aparecería, Ramis quería un interés amoroso para Venkman, por lo que crearon a un nuevo personaje (Ilyssa Shepard) interpretado por la actriz Alyssa Milano (Melrose Place, Embrujadas).

Mientras tanto, la compañía nipona buscó a otra desarrolladora para que se hiciera cargo de la versión de Wii, más enfocada a un público infantil. La elegida fue Redfly Studios, que aunque en aquel momento estaba ocupada con otro juego para la plataforma (Mushroom Men: The Spore Wars) no quiso perderse la oportunidad. Redfly, consciente de las limitaciones técnicas de la máquina, decidió desarrollar su propia versión con un estilo visual más estilizado y cartoon. El guión, la música y el doblaje serían los mismos, pero las mecánicas estarían más orientadas a los puzles y menos a los “disparos”.

El juego no se anunció de forma oficial hasta noviembre de 2007, cuando apareció en la portada de Game Informer como exclusiva mundial. En los meses siguientes se difundieron los primeros datos y vídeos con una salida estaba prevista para finales de 2008. En julio de ese año se grabaron las voces, pero el equipo necesitaba 6 meses extra porque el juego no estaba en condiciones. gighostHabía problemas técnicos de todo tipo, especialmente con las cinemáticas, y algunos niveles resultaban repetitivos. Para empeorar las cosas, en aquellas fechas Activision se fusionó con Blizzard; y la nueva compañía decidió que Los Cazafantasmas no era una prioridad, por eso el título no figuraría entre los próximos lanzamientos. De hecho, Activison Blizzard abandonó los derechos de publicación y se desentendió. Eso no significaba que el juego se hubiera cancelado, pero los fans temían que se quedara en el limbo. Por suerte, en octubre de 2008 Atari se hizo con los derechos y para tranquilizar a los seguidores anunció su salida para junio de 2009, coincidiendo con el 25 aniversario de la primera película. Sin más contratiempos, el título vio la luz en las fechas previstas para todas las plataformas, en sus dos versiones: La realista de Terminal Reality en Playstation 3, Xbox 360 y PC, y la estilizada de Redfly Studios en Wii, Playstation 2, Nintendo DS y PSP.

Cementerio de Escenas IV: Sonidos del más allá

Una vez más, volvemos al cementerio para echar un vistazo a las curiosidades musicales del universo Cazafantamas. Desde el tema principal, pasando por el compositor Elmer Bernstein y los cameos en otros medios como videojuegos. ¡Cargad los packs y adelante!

– El origen del tema Ghostbusters hay que rastrearlo hasta el sesudo Egon, Harold Ramis en persona. Según el cómico, “me gusta llevarme reconocimiento por la canción, porque hubo un momento que le dije a Ivan: ‘Necesitamos un canción como la de la serie clásica de Batman. Si tuviéramos una canción en la que un coro gritara: ¡cazafantasmas!, el público respondería gritando al unísono”. A Reitman le encantó la idea, y se la trasladó a los directivos de Columbia Pictures. Pero Lo que estaba claro es que la película necesitaba un tema central.

– Después de algunos intentos infructuosos, el proyecto recayó sobre un joven cantante de Detroit, el afroamericano Ray Parker Jr.. Ray era un amante del soul y el Rhythm and blues que había empezado a despuntar en los 70, colaborando con artistas de la talla de Steve Wonder, Barry White, Aretha Franklyn, Tina Turner o Diana Ross.

grant_g_lewis_6401– El cantante y compositor Huey Lewis denunció a Ray Parker Jr. por plagio. Según Lewis, Parker le había copiado la melodía de una canción suya, “I want a new Drug”, parte de su último disco lanzado en septiembre del año anterior. Los dos músicos llegaron a un acuerdo para evitar pasar por los tribunales, acuerdo que nunca se filtró y que incluía una cláusula que les prohibía volver a hablar del tema. Sim embargo, en 2001, Lewis rompió el silencio admitiendo que Columbia Pictures le había pagado una buena suma para que se olvidara del asunto.

– El tema principal, vino acompañado de un videoclip que también tuvo muy buena recepción. Aquellos años fueron el auténtico boom de los clips musicales gracias al lanzamiento de canal MTV en 1981. Sin embargo, no era un secreto que los cantantes negros tenían dificultades para hacerse un hueco. Michael Jackson rompió ese maleficio con su Thriller en 1983 (el videoclip más exitoso de la historia), y poco después le siguió Ray Parker Jr. con Ghostbusters. El concepto era cuanto menos chocante, porque Ray era un cantante asociado a románticos temas dirigidos al público femenino, nada de fantasmas ni efectos especiales.

26426_Elmer_Bernstein_Wallpaper– El veterano compositor Elmer Bernstein hizo un gran trabajo con la banda sonora. En palabras del director: “Recuerdo cuando tocó el primer tema (la escena de la biblioteca) usando el Ondas Martenot, un instrumento de teclado del siglo XIX que suena como un sintetizador, y consigue ese sonido tan alto, tan espiritual y fantasmal”. Un tono inquietante repartido por diferentes escenas que encajaba muy bien con la producción, porque tampoco resultaba demasiado terrorífico.

– Al contrario que el soundtrack, la BSO no se editó hasta 2006 (dos años después de su muerte), gracias a Sony y el trabajo del sello discográfico Varèse Sarabande. Son 39 pistas (algunas de ellas inéditas) que merece la pena recordar, con un peso fundamental en el ritmo y el tono, reforzando los momentos cómicos y acompañando con intranquilizadores crescendos las escenas más terroríficas.

– El tema de Los Cazafantasmas II (“On our Own”, de Bobby Brown) funcionó de maravilla. El single se mantuvo en el número 1 de las listas R&B americanas durante una semana, y en el número 2 de las mejores 100 canciones del momento durante tres semanas. Como curiosidad, este tema se puede escuchar en el videojuego Grand Thef Auto V, en la emisora Non-Stop Pop FM. Tras la película, Brown logró algunos éxitos más con su tercer disco, antes de casarse con la artista Whitney Houston y comenzar una larga y tortuosa trayectoria de abusos, drogas y alcoholismo. Volvería a la música, pero nunca recuperaría la categoría de estos años.

rundmc– Para la secuela, el grupo Run-D.M.C. se encargó de versionar el tema principal. El trío de Queens formado en 1981 fue uno de los más influyentes en las escena hip hop a lo largo de toda la década, impulsores de la línea new school junto con LL Cool J, los Beastie Boys y Public Enemy. Se le ha calificado muchas veces como “el mejor grupo de Hip Hop de todos los tiempos”, y no es para menos. Entre sus logros está popularizar el género como nadie lo había hecho hasta ese momento, consiguiendo el primer disco de oro, disco de platino y la primera nominación a los Grammy del rap. También fueron los primeros raperos en emitir un videoclip en la MTV y en protagonizar una portada de la Rolling Stone, y los únicos en participar en el legendario concierto Live Aid de 1985.

– En la mayoría de los videojuegos se conservó el tema central, empezando con los primeros de 1984 y sus meritorias versiones de 8 bits en Commodore 64 o Apple II. Incluso en Los Cazafantasmas: El Videojuego se recuperó la banda sonora de Bernstein. Pero más allá de eso, llama la atención que incluyeran la canción como complemento de otros juegos. Se puede tocar en Beatmania IIDX14: Gold y en Lego Rock Band (versiones de consola y Nintendo DS) para exorcizar una mansión poseída por fantasmas. Y bailar en el título de Ubisoft Just Dance 2014, con una coreografía pensada para tres jugadores como los cazafantasmas K-bigpicy un cuarto como Moquete. Un ejemplo más de cómo, a lo largo de las décadas y por muchas versiones y remixes que se hayan hecho, el tema de Ray Parker Jr. sigue siendo el más asociado con la franquicia.